7 de marzo de 2015

MÄGO DE OZ: ILUSSIA 3D

 

Ya había ganas de volver a disfrutar en casa y a lo grande de Mägo de Oz. Después de unos años sin grandes escenografías, la banda de la brujita quiso volver a las andadas en el antiguo Palacio de Deportes (actualmente Barclaycard Center). La excusa, su último disco Ilussia. El resultado, "Ilussia 3D", un verdadero espectáculo que los seguidores de Latinoamérica también esperan, pues el próximo mes de abril allí se reanudará esta gira "Ácido Tour, te crees que no te he vizto 2015".

Como no podía ser de otra manera, un rockero confeso como el televisivo Christian Gálvez fue quien hizo de maestro de ceremonias. Para presentar al grupo y explicar en qué consistiría el show. Una primera mitad (que a su vez se divide en tres actos que arrancan con un fragmento del corto 3D de terror filmado para la ocasión) con "Ilussia" tocado de principio a fin y según el mismo orden del disco y un descanso antes de encarar la segunda mitad para recordar clásicos del grupo.

Eso ya lo sabíamos, como que durante el concierto también veríamos sobre el escenario atracciones propias de un circo y colaboraciones de lujo. ¿Pero hasta que punto funcionaría todo en conjunto? Partiendo de la base de que con los clásicos difícilmente fallas (y el primero que cayó fue Satania de aquel inolvidable Finisterra, para que te hagas una idea), la principal duda era saber cómo sería recibido Ilussia con o sin gafas de 3D...

Duda resuelta con la primera gran ovación que se marcaron los cerca de 3000 asistentes a la sala The Box del recinto ("sala" entrecomillada que se inauguró esa misma noche de viernes) tras la primera Pensatorium, canción para la que contaron con la soprano Pilar Jurado (ojo porque más adelante volvería a aparecer, pero caracterizada como la bruja Maléfica). El experimento gustó y el disco convenció en directo.

Por ello destacaría además Abracadabra, con la dupla de voces Zeta-Patricia Tapia funcionando muy bien, Vuela Alto, recuerda que en teoría su nuevo videoclip se grabó entonces, Pasen y beban, con recadito a política y políticos por parte de Zeta (quien se mostró más suelto que en citas anteriores y no dudó en ponerse una nariz de payaso al igual que sus compañeros al son de este tema en particular) y La Viuda De O´Brian, con Txus al frente, cantando lejos de la batería que por unos minutos fue de Anono (Bürdel King) y ante la atenta mirada de la enorme y diabólica cabeza de payaso que presidía el llamado "teatro Circo Ilussia".

Aunque la más coreada y celebrada fue Cadaveria con la participación de Carlos Escobedo de Sôber. Si no destaco nada de ese núcleo duro Moha, Frank y Carlitos te puedes imaginar cómo también estuvieron en su línea, un seguro de vida ahí arriba con violín y guitarras.

En cuanto a los clásicos que sonaron después del intermedio, del aplauso y foto de grupo de rigor y la citada Satania (perdón, "intermedio" también entrecomillado por el número de percusión circense que presenciamos) reconocer los primeros compases de Astaroth después de tanto tiempo sin escucharla fue una sorpresa más que grata. Y poner el broche con Fiesta Pagana y Molinos de viento un acierto más, sin olvidar la colaboración de Medina Azahara.

Ahora toca preparar los conciertos en Latinoamérica y en junio el grupo volverá a tocar en España, aunque no descartan realizar algún concierto más en el país antes y con el 3D siempre y cuando el recinto lo permita.

Texto publicado el 28 de febrero de 2015 en rockfm.fm

No hay comentarios:

Publicar un comentario