16 de enero de 2013

TRAVIS: ODE TO J. SMITH


No, a pesar de estar en época de rebajas, descuentos y demás gangas, porque soy consciente de ello, esta no es la "semana fantástica de Travis" en el blog. Pero en vista del éxito que tuvo el anterior post The Boy with No Name y puesto que la banda escocesa podría publicar un nuevo disco en 2013 —de momento sólo se conoce el original título, Seven—, ¿por qué no aprovechar para dedicarle ya mismo unas líneas al trabajo que separaría a ambos en su discografía? Más de cuatro años han transcurrido desde el lanzamiento de este Ode to J. Smith (septiembre de 2008) y, sin embargo, entonces tardó muy poco en llegar, ni año y medio después de The Boy with No Name.

Un álbum que, al igual que su antecesor, tampoco recibió la acogida esperada en Reino Unido. No es la única semejanza o comparación que podemos establecer entre los dos últimos trabajos de estudio del grupo hasta la fecha. Sin duda la proximidad en el tiempo resultó fundamental. Para que te hagas una idea, en febrero de 2008 los escoceses continuaban tocando los temas de The Boy With No Name sobre los escenarios británicos. Aquel mismo mes empezaron una grabación que en dos semanas quedó vista para sentencia y se tradujo en una continuidad en el estilo, en la línea del Rock alternativo del listado anterior, cada vez más alejado de su Brit Pop primigenio.

Ahora bien, aunque todo el mundo sabe que "las comparaciones son odiosas", ya que estamos añadiré que Ode to J. Smith es peor disco. Esto no significa que sea un mal disco, pero no pasa de ser uno más, correcto. Quizás hubiera obtenido una calificación más elevada de no haber sido publicado en septiembre de 2008, sino algo más tarde, pero la realidad es la que es. Escuché comentarios acerca del sonido del álbum, más rockero, con más guitarreo, pero mi opinión es otra. Unos punteos en los singles Something Anything y J. Smith —muy buenos, por otra parte— no justifican una valoración semejante. Más  eléctrico, quizás, pero sin pasarse.


Las citadas canciones son las mejores, de largo, y en ese mismo orden —los coros gregorianos del segundo le restan encanto—. A continuación destacaría Long Way Down, bastante rockera también, con muchos guiños a la primera etapa de Travis y su debut Good Feeling en 1997. Y antes de dar paso a temas más suaves, tengo que referirme sí o sí a Get Up; con una percusión bastante agradecida, las cosas como son, tanto que a menudo te olvidas de la voz de Fran Healy. En cuanto a los temas más “light”, siguiendo el orden del listado, Last Words, una de esas canciones capaces de hacerte sonreír. Sin embargo, carece del punto "épico" que atesora Before You Were Young, la última pista del disco y la más sentimentaloide con diferencia —o al menos según mi opinión—. Por cierto, ¿y  quién es "J. Smith"? Si quieres que te sea sincero otra vez, no ha habido manera de encontrar el dato. Compártelo si lo tienes por ahí...

1.Chinese Blues
2.J. Smith
3.Something Anything
4.Long Way Down
5.Broken Mirror
6.Last Words
7.Quite Free
8.Get Up 
9.Friends
10.Song to Self
11.Before You Were Young

2 comentarios:

  1. Este disco es un flop total, sólo algunas de las canciones se salvan: Something Anything, J. Smith... Pero el resto... Y mira que de todos los discos de Travis me han gustado bastantes canciones, pero este me decepcionó un poco. Creo que se lanzaron demasiado pronto a publicarlo, a ver si llega ya su siguiente disco y me hace recordar un poco a sus primeros trabajos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de "flop total" no es muy científico, pero básicamente pensamos lo mismo... suene como suene el próximo disco, sólo espero que vuelvan a Madrid ;)

      Eliminar