18 de marzo de 2013

DEREK AND THE DOMINOS: LAYLA

Qué curioso. No sé si conoces la leyenda de Angie, una de las más grandes baladas del Rock ‘n’ Roll. Según la rumorología, Mick Jagger, la lengua de The Rolling Stones, escribió el tema a raíz del idilio que mantuvo con la esposa de David Bowie, Angela, aunque él lo haya desmentido por activa y por pasiva en más de una ocasión. Esto sucedió en torno a 1972. Dos años antes, Eric Clapton, quien por aquel entonces lideraba la formación de Derek and the Dominos, protagonizó algo similar. Con el citado grupo tan sólo publicó un álbum, Layla and Other Assorted Love Songs (1970), siendo Layla la abanderada del listado.

Pues bien, si en teoría Angela fue  la musa de Jagger, la de Clapton fue Pattie Boyd, la esposa de George Harrison, amigo y compañero —como diría Iker Jiménez— del ex-Cream. Pero hubo una diferencia fundamental respecto al caso anterior, y es que en esta ocasión no se trató de ningún bulo. Fíjate si llegó a ser cierto el romance, que en 1979  Eric y Pattie se convirtieron en marido y mujer. Y a pesar de que podríamos estirar y estirar esta historieta, lo dejaremos en que el matrimonio acabó rompiéndose, no así la amistad entre Harrison y Clapton. “Crónicas en rosa” aparte, en la composición de Layla también intervino el batería Jim Gordon.

De esta manera, mientras que Gordon se encargó del piano de la segunda parte de la canción (a partir del minuto 03:10), Clapton hizo lo propio con la primera, en la cual además de su guitarra brilló la de Duan Allman. Como ya hemos señalado, el tema fue publicado por vez primera en el 70, aunque no fue hasta 1972 cuando cosechó el éxito que merecía una obra de su calibre, en forma de single del recopilatorio de History of Eric Clapton. Aunque tuvieron que pasar 10 años para colarse entre los cinco primeros puestos de las listas británicas, cuando alcanzó el cuarto tras su reedición en Reino Unido. 



En 1992, después de un concierto para MTV, vio la luz una versión acústica más pausada en Unplugged, versión que ganaría el Grammy a Mejor Canción Rock por delante del Smells Like Teen Spirit de Nirvana.



Todo ello ha contribuido a la hora de situar el nombre de Layla entre las mejores canciones de la historia del Rock ‘n’ Roll, nombre, por cierto, tomado por Eric Clapton a partir de un poema amoroso de Nezami, autor persa del siglo XII, en el que se desarrollaba una historia muy parecida a la suya…


What’ll you do when you get lonely
And nobody’s waiting by your side?
You’ve been running and hiding much too long.
You know it’s just your foolish pride.
Layla, you’ve got me on my knees.
Layla, I’m begging, darling please.
Layla, darling won’t you ease my worried mind.
I tried to give you consolation
When your old man had let you down.
Like a fool, I fell in love with you,
Turned my whole world upside down.
Chorus
Let’s make the best of the situation
Before I finally go insane.
Please don’t say we’ll never find a way
And tell me all my love’s in vain.
Chorus

No hay comentarios:

Publicar un comentario