19 de febrero de 2013

ACϟDC: HIGHWAY TO HELL


El quinto trabajo de estudio de AC/DC a nivel internacional y el último con la voz de Bon Scott antes de fallecer tal día como hoy, 19 de febrero, de 1980. Publicado en el verano de 1979, Highway to Hell se convirtió en todo un pionero, pues hasta ese momento los australianos todavía no habían saboreado las mieles del éxito en Estados Unidos ni alcanzado el millón de ventas. 

Su grabación se realizó en los Estudios Roundhouse de Londres y una vez más bajo la producción del sello Albert, aunque en esta ocasión no fuera ligado exactamente a la dupla  George Young-Harry Vanda, sino a Robert John “Mutt” Lange (Shania Twain, Def Leppard, Foreigner, Bryan Adams, Nickelback), artífice de dotar a la obra de ese toque de grandiosidad con el que trascendió al paso de los años, con permiso de la banda. Por cierto, la banda que dio forma al listado estaba integrada por Angus Young (guitarra), Malcolm Young (guitarra), Phil Rudd (batería) y Cliff Williams (bajo), además del citado Bon Scott.

Como hemos adelantado, diez canciones que traspasaron los límites del tiempo, comenzando por la que abre y da nombre al disco. Highway to Hell más que un tema es una prueba de fe, me explico. Escuchar algo así y no sentir un escalofrío o contener la respiración significa que lo del Rock ‘n’ Roll no fue hecho para ti. Una pista que, como diría uno que me sé, “hay que oír 100 veces antes de morir”, y otras tantas cuando estemos purgando por nuestros pecados en el infierno, añadiría yo.


En la segunda pista, Girls Got Rhythm, más coros, nueva dosis de rabia y adrenalina contenidas. Tras ella, otras dos imprescindibles de la banda, Walk All Over You y principalmente, Touch Too Much, con lo mejor de la anterior y mucho más; percusión sobrecogedora, sencillamente adictiva. En Beating Around the Bush la Gibson GS de Angus habla literalmente, bien a solas o traduciendo simultáneamente lo cantado por Bon. Suben los decibelios y la temperatura, tal y como señala su título, con Shot Down in Flames, aunque si nos referimos a nombres y calor, el termómetro reventaría con la siguiente, Get It Hot

A estas alturas del listado ya no hay quien detenga el ritmo, pero si existíera o existiese alguien lo bastante loco siquiera para planteárselo, entonces se dará de bruces con If You Want Blood (You’ve Got It) y quizás acabe como el menor de los Young en el vídeo, atravesado por el mástil de una guitarra. Quizás Love Hungry Man sea la diferente del listado, es decir, la única diferente, con cierto regusto a Walk Over You, aunque lo mismo ahí es donde resida su encanto, arrebatadora. El fin de fiesta, y nunca mejor dicho, corre a cuenta de Night Prowler,  una que intentará despistarnos a base de iniciales compases calmados, pero que encierra demasiada fuerza como para no descubrir su verdadero rostro. 

Un disco que hay que escuchar sí o sí 100 veces como poco, y no sólo para rendir tributo a Bon Scott el mismo 19 de febrero que le perdimos. El primer vinilo de una colección que espero jamás acabe de crecer.

  1. Highway to Hell 
  2. Girls Got Rhythm 
  3. Walk All Over You 
  4. Touch Too Much 
  5. Beating Around the Bush 
  6. Shot Down in Flames 
  7. Get It Hot 
  8. If You Want Blood (You’ve Got It) 
  9. Love Hungry Man 
  10. Night Prowler 

No hay comentarios:

Publicar un comentario