9 de julio de 2012

UNA DE GUINDILLAS ROJAS PICANTES, POR FAVOR

Quizás exageraba. Ahora mismo no lo sé, pero en aquel vagón, rodeado de extraños, mientras la mirada se me perdía más allá de las ventanillas entre la vegetación de la rivera del Jarama, al sureste de la capital, estaba convencido de que se me acabaría escapando alguna lagrimita más tarde. Tampoco quería adivinar con qué canción sería de las que se sucedían en el reproductor mp3, pero realmente pensaba que me emocionaría al escuchar alguna de ellas en directo después de tanto tiempo buscando y esperando el momento. 

Foto: elmundo.es
Todo comenzó más o menos hace diez años cuando, en cierta academia de inglés, sonó Otherside en un "listening". Ni había oído hablar antes de ese grupo ni sabía qué significaba su nombre. Hace seis años, justo antes de la publicación de Stadium Arcadium y su correspondiente gira, cuando ya se habían convertido en mis auténticos héroes americanos, me quedé sin verles en Bilbao o Bilbo, como prefieras. Básicamente se debió a que, entre estas cuatro paredes, no cuajó semejante ocurrencia a cargo de un menor de edad como era el menda (lerenda) por aquel entonces. Hace seis meses, barbado y con algún centímetro más o menos en el cuerpo (tú mism@), volví a intentarlo. Regresaban a Madrid con la excusa de su último I'm With You (2011), pero cuando aún quedaban algunas entradas a la venta, la informática de la Fnac de Callao me la lió... entenderás por qué me gasté lo que me gasté el primer día que salieron las entradas para esta tercera edición de Rock in Rio en Arganda del Rey.

¿Fanatismo adolescente-crepusculero sin más?, tampoco sabría definirlo. Lo mismo sí, pero creo que lo mío con este grupo es algo más que eso. En una ocasión leí que Anthony Kiedis (en la fotografía tras ese bigote) quiso reflejar en la letra de Dani California a todas las mujeres que habían pasado por su vida. ¿Todas? ¿Amor, sexo o ambas cosas? Ahí me has pillado y a saber cuántas serán exactamente "todas", pero a partir de ese instante, no me preguntes por qué, consciente o inconscientemente seguí su ejemplo. Seguro que son menos en mi caso (quién sabe si alguien pagará dentro de unos años por conocer ese dato), pero me dio por ahí y me adueñé de dicha letra.



Desconozco cómo sería mi Dani California si existiera tal persona, pero siempre que escucho la canción tengo presente una misma mirada en rostros diferentes; no puedo evitar echar la vista atrás para bien y para mal sin olvidarme del presente. Lo extraordinario es que sufro este fenómeno con más canciones de la banda (incluidas las otras dos de la trilogía Dani California, cómo no, Californication y By The Way) y no sólo a propósito de mujeres (tú mism@ de nuevo). I Could Have Lied era uno de los temas favoritos de un gran amigo que me falló... Siempre dijimos que les veriamos juntos en concierto por primera vez, y aunque no quiero saber nada de él, si escucho esa pista del Blood Sugar Sex Magik pasa lo que pasa. Y así podría redactar como poco otro post más, entre amistades del pasado y ex parejas, pero que no cunda el pánico. No pienso hacerlo, se me ha hecho demasiado tarde con este. 

El caso es que en esas estaba en aquel vagón, rodeado de extraños... Más tarde, alrededor de la medianoche, pusieron el pie los Red Hot Chili Peppers en el Escenario Mundo de la Ciudad del Rok de Arganda del Rey. No te voy a engañar, del concierto de los "Guindillas Rojas Picantes" no daré ni una sola pista (musical) porque habrá crónica para el próximo número de La Heavy si todo va bien. Eso sí, como ya sabes que no hubo lagrimita, lo único que puedo añadir (extramusicalmente) antes de cerrar el chiringuito por esta noche es que, hasta que las luces se apagaron definitivamente más de hora y media después, no pensé en nada ni en nadie. ¿Ni siquiera cuando sonaron Otherside o Dani California, si es que sonaron? Disfruté de principio a fin y punto, inolvidable. Y las demás respuestas, en La Heavy. Toma publicidad no subliminal.

3 comentarios:

  1. Alguien que también conoció y se enamoró de los Red Hot Chili Peppers gracias a Otherside :D

    ResponderEliminar
  2. Yo también fui a Rock in Rio Madrid este año, solo para verles. Tampoco pensé en nadie ni nada más que no fuesen sus canciones o ellos :D

    ResponderEliminar
  3. Entonces me alegro de que ya seamos dos, sí señorita

    ResponderEliminar