16 de julio de 2012

HUMOR SE ESCRIBE CON "V"

Foto: elmundo.es

Sí, con "V" de Vendetta, ¡no te #@*&$! Alto ahí y sigue leyendo, que aún es pronto para ponerse así. Sé que la situación ahí fuera en las calles comienza a ser crítica, con esos funcionarios llorando sangre, agua y aceite cual talla mariana por quedarse sin cesta de Navidad. Repito, "cesta de Navidad", y  me permito el lujo de hacer chascarrillos con las protestas de los funcionarios porque ellos y ellas se han permitido el lujo de liarla ahora, cuatro años y medio después... Qué poco les importaron los 2,5 millones de puestos de trabajo destruidos desde que comenzó esta crisis en España y fíjate la guerra que están dando por esa cesta. "¡Esto es un atraco!", braman con las manos en alto. Igualito que el caso de los mineros que durante tres semanas marcharon a pie hasta la capital para defender las ayudas al sector y sus puestos de trabajo. ¿Por qué entonces no se unieron a su marcha?

Me hacían gracia antes, cuando en televisión cazaron a algún espécimen fichando en el trabajo a primera hora de la mañana para volver a casa sin más, pero más gracia me hacen ahora. Afortunadamente el humor no es patrimono exclusivo de los empleados públicos. Cunde también entre esa clase política tan querida y admirada al sur de los Pirineos. El otro día, no sé cuándo exactamente, escuchaba al Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, con todas sus mayúsculas, afirmar que si sube el IVA es para luchar contra el fraude fiscal. 

¿Y qué culpa tenemos tú y yo?  Así cualquiera solicita un rescate al Banco Central Europeo, si al final van a acabar pagando los de siempre y además con intereses. Por cierto, a propósito de Bancos, muy bueno también el anuncio que vi esta mañana en la A2 desde el autobús: "Bankia, todo un futuro juntos". Al parecer han robado tanto que ahora les sobra dinero como para anunciarse en carreteras y en el culo de los jugadores de la ÑBA.

 Ya lo dijo la diputada del PP Andrea Fabra, "que se jodan", perdón, "que se #@*&$!". Más humor, claro que sí. Viendo y escuchando a semejantes individuos me acordé de aquel sketch de Aquí no hay quien viva en el que un vecino preguntaba a los demás, en plena junta, quién había saboteado su videoclub. Lejos de mirar para otro lado, la responsable del sabotaje lo reconoció tal cual, sin cortarse ni un pelo. Pues al otro lado de la pantalla estos políticos se ríen en nuestra cara igual y a los funcionarios sólo se les ocurre manifestarse por su aguinaldo. Aunque claro, habrá quien opine que al menos estos salen a la calle y no como el resto de la población, que hasta que no sea su puesto de trabajo o su cesta lo que esté en juego de casa no piensa salir.

Por suerte también existe ese otro tipo de humor, más incómodo y ácido, como el de Óscar Terol. El creador (entre otros) de Vaya semanita ha vuelto a la carga con otro programa de humor basado en la actualidad política y social. No tendría por qué dar nombres, pues no me pagan, pero como nos toca vivir tiempos donde se trabaja gratis a cambio de pagar más por todo, toma nota: Al rescate en Factoría de Ficción. Detrás está la productora vasca Orio Produkzioak y delante, un equipo de cómicos que durante el rato que estuve viendo el programa se atrevió a criticar tanto a banqueros como a políticos, incluso al mismísimo Rey de España (¡y olé!). 

Al menos yo sí agradezco que alguien hable claro, aunque sea así, a base de humor. Cómo se nota que son vascos y tienen lo que hay que tener para todo. Humor se escribe con "v", ¿qué te decía? Ah, que casi lo olvido, como esto tiene tanta guasa, permite que cierre el post con Rock argentino. Un grupo de la ciudad de La Plata que, pese a lo que su nombre pueda sugerirte si jamás lo escuchaste, es bastante serio y por allí vende entradas como churros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario